Search
  • Enrique Portnoy

PLAN DE NEGOCIOS – PLAN DE VIDA



La empresa persigue la rentabilidad. La empresa requiere la rentabilidad para sostenerse en el mediano y largo plazo. Necesita poder llegar a fin de mes: pagar el alquiler, los sueldos, las cargas sociales, los servicios, seguir manteniendo su calidad de servicio y de atención al cliente.

Con la filosofía de los dueños, con sus políticas de empresa, estrategias para plazos largos y planes para el corto plazo. Siempre con control de gestión para retroalimentar el circuito y asegurarse que sigue en búsqueda de sus objetivos, de su misión y su visión de empresa.


Nosotros, las personas, podemos elaborar un plan de vida. Quizás el modelo de las empresas nos ayude a organizarnos.

Partimos de nuestras características personales. Evaluamos nuestro entorno familiar y social. Definimos nuestros objetivos, misión y visión; alineados con nuestros valores y prioridades y ese es el momento que comenzamos a armar “agenda”.

Teniendo en cuenta nuestra situación patrimonial, económica y financiera nos introducimos al mundo de “la planificación de la vida”.

Estrategias a mediano y largo plazo.

Planes para el corto plazo.

Incógnitas de la vida a plantearnos; disparadores para avanzar.


¿Cuál es mi plan de vida?

Prioridades, valores, objetivos, decisiones personales.

¿Cuál es nuestro plan de vida?

Y en esta ultima incógnita empezamos a incluir a nuestro entorno.

- Disfrutar de la vida familiar

- Apuntar al crecimiento de los hijos y que sean independientes

- Seguir construyendo la pareja

- Seguir capacitándonos

- Estar satisfechos y poder disfrutar de la nueva actividad profesional que vamos a elegir


Todos temas de agenda. Todos temas de planteos con implementación de acciones elaboradas, pensadas, diagramadas, agendadas…

Encontrar “los secretos del éxito” para llevar adelante.

Hábitos a establecer en la nueva rutina diaria. Empezar con un fin.

No tener miedo a aprender.

No temer al fracaso.

Ser proactivos.

Trabajar en búsqueda del objetivo.

Disciplina.

Perseverar.

Ordenar ideas sobre los temas que se enfrentan y dirigir y controlar nuestra acción para convencernos que estamos encarando lo que viene como deseamos.


Para estudiar matemáticas, lo tuvimos que hacer.

Para aprender arte, lo tuvimos que hacer.

Para llegar a jugar en primera, lo tuvimos que hacer.

Para debutar en el teatro, lo tuvimos que hacer.

Para trabajar en el mejor estudio de abogados, lo tuvimos que hacer.

¿Por qué no habría que hacerlo para llegar a ser lo que queremos ser cuando seamos grandes?



63 views0 comments

Recent Posts

See All