Search
  • Enrique Portnoy

LA PELOTA PARADA IGUALA POSIBILIDADES



Todos tenemos la posibilidad de aprovechar una “pelota parada”, los buenos y los malos. El partido detenido. El crack y el de menor talento. Una verdad difícil de discutir.

Puede ser gol, o puede no serlo, pero la oportunidad está ahí. Todos tenemos las mismas chances. Se igualan las opciones.

Cuando empieza el Segundo Tiempo, la pelota no rueda más. Los famosos, los cracks, los fenómenos dentro de la cancha, todos… todos jugamos de otra forma.

“La pelota parada” debería llamarse “la pelota preparada”.

“El laboratorio” se practica en la semana. Lo que vamos a realizar en esta etapa lo tenemos que preparar antes para aprovechar lo que viene. Con actitud necesitamos desarrollar herramientas y habilidades de quienes nos conducen para utilizarlas.


Empezar con un fin lo que encare. Pensar en lo que quiero ser cuando sea grande.

Proactivamente, sin postergar análisis e intentando desarrollar todo “lo que estuve aprendiendo y entrenando en la semana”.

Si corremos todas las pelotas, seguramente, no vamos a llegar a todas. Elegir en qué proceso nos comprometemos y nos hacemos cargo es la opción.

Necesitamos método y metas, aspirando a poder hacer la mejor jugada para lo que viene.

Si la pateamos para arriba, tenemos mucha probabilidad que la casualidad del centro a la olla no caiga donde lo estamos esperando.

Busquemos la causalidad, convencidos que es la forma para encontrar nuestro Segundo Tiempo.




76 views0 comments

Recent Posts

See All