Search
  • Enrique Portnoy

CREEMOS QUE PODEMOS. ¿ALCANZA?



La actitud es desde donde partimos.

¡No quiero perderme la oportunidad! Un buen signo de proactividad. ¿Alcanza?


¿Vas a dirigir al Club de “tus amores”?

¿Estás preparado?

¿Qué herramientas deberías manejar?

¿Qué conocimientos debiste haber adquirido para seguir aprendiendo?

¿Conocés conceptos de “dinámica de grupo” que vas a necesitar implementar?

¿Podés planificar más allá del corto plazo y del “dale, dale”?


¿Vas a involucrarte en política?

¿Estás preparado?

¿Conocés las leyes? ¿La Constitución?

¿Sabés como funciona la economía?

¿Aprendiste temas de sociología?

¿Podés elaborar un mediano y largo plazo para proyectar "hacia dónde vamos"?

¿Y sobre control de gestión, escuchaste hablar?

¿Sos un verdadero “líder”?


¿Vas a trabajar en una Empresa y tu función se va a desarrollar en el área comercial?

¿Conocés sobre sistemática de ventas?

¿Manejás los conceptos: “agenda” y “seguimiento de clientes”?

¿Servicios? ¿Producto? Escuchaste hablar de esto?

¿Y de prácticas operativas?

¿Podés definir un “modelo de atención al cliente”?


“Aprovechemos la oportunidad, “porque es ahora” y en el corto plazo exponemos nuestro futuro. Nuestro posicionamiento y reputación.

¿Vale la pena “quemar los cartuchos que tenemos cuando no estamos preparados para hacerlo”?


Apoyamos fervientemente la preparación y el aprendizaje constante. Pensamos en el mediano y largo plazo como importante, intentando resolver el corto plazo pero siempre entendiendo que existen los procesos.

Nunca el “pan para hoy, hambre para mañana”.


Hay oportunidades que nos pueden marear. Nuestra única opción es desarrollar las funciones y responsabilidades como la opción lo requiere y se nos va a exigir.

Pensar que podemos llevar adelante objetivos que nos plantean solamente porque “nos tenemos fe” y obnubilarnos con la propuesta, pueden convertirse en nuestra sentencia.

No nos referimos a postergar; al contrario. Dedicación y esfuerzo para empezar a prepararnos hoy para todo lo que viene.

Sin enfrentar la realidad con la cultura de “la atamos con alambre”.

Orientamos nuestra opinión y nuestra acción a convencernos sobre los procesos y los proyectos, nunca en contra del progreso y de otras ilusiones, siempre siendo realistas y con audacia porque nos interesa progresar.


Dante Alighieri: el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones.



50 views0 comments

Recent Posts

See All