Search
  • Enrique Portnoy

Y LA NAVE VA



¿Y a dónde va?

¿Alguien sabe?

¿Depende del conductor?

¿Y si llega a algún buen puerto es obra de la casualidad o de la causalidad?

Depende de quién decide el destino.

¿Estamos dispuestos a que alguien nos dirija nuestro destino?

Porque la nave va… pero, quizás, no sepamos hacia dónde.

Esperamos el milagro para que nos conduzca a un buen lugar.

Si no nos preparamos estaremos a la deriva de la casualidad.

Si no pensamos en lo que viene, seguramente “seguiremos andando” pero difícilmente sepamos hacia dónde vamos.

¿Hacia dónde va?

Y la nave va… ¿Cuál es el destino?

¡Podemos hacernos cargo! Forma parte de nuestra decisión.



31 views0 comments

Recent Posts

See All