Search
  • Enrique Portnoy

CUESTIONAR CREENCIAS



¿Quién dijo que no se puede?

¿Dónde está definido que es imposible avanzar?

Hay que perder los miedos.

Mentalizarse para las nuevas etapas.

Buscar inquietudes que brinden sentido al día a día y nos gratifiquen.

Tener el deseo de seguir aprendiendo.

Vengamos de donde vengamos. Lleguemos desde donde lleguemos. (1)

Con la convicción de encontrarnos en el inicio de un ciclo en donde decidimos ir a buscar alternativas para desarrollar un nuevo proyecto; teniendo la visión de querer llegar a un nuevo escenario para seguir disfrutando lo que viene y poder cumplir nuestros sueños.

¿Por qué limitarse a ser de los mejores sólo dentro del terreno de juego durante pocos años de la vida, cuando podemos ser de los mejores fuera de él durante toda la vida?


¿Es más simple quedarse en la zona de confort?

Claro que no.

Puede “parecer” simple pero si es así, no estamos entendiendo nada.

El hombre que no avanza no se detiene, retrocede.

Todo es dinámico y si nosotros no nos hacemos cargo de mover las fichas en el tablero de la vida, alguien lo hará por nosotros.


¿Hay incertidumbre?: Siempre.

"Si uno no se desafía a sí mismo, no puede crecer. El fracaso no es lo opuesto al éxito, es parte de él. No hacer nada es el mayor error que se puede cometer. Lo importante es marcar la diferencia todos los días". (2)


Levantarse todos los días para seguir siendo mejores.

¿Dónde está el inconveniente? ¿En la pereza?

Salgamos de ese lugar que nos hará envejecer rápidamente. ¡Exigirnos! No quedarnos en la queja. Disfrutar de lo que viene.

Es impresionante. Es tentador. Es motivador.

Si nos quedamos en lo que ya hicimos, miramos las fotos de los grandes logros y la historia de los trofeos, estamos congelados.

Todo lo realizado sirve siempre que lo podamos aprovechar para seguir disfrutando de lo que viene.

Cuestionemos las creencias. Preguntémonos por cuanto tiempo nos va a servir saber que “fuimos los campeones”.

Todos los días hay que refrendar lo logrado, con más logros. Ese es el lugar para encontrar él desafío a encarar.

“Abrir la cabeza” y conectar con los principios y valores que guían la vida, en el primer tiempo y entender que pueden ser trasladados y adaptados a la preparación hacia los desafíos futuros. El Segundo Tiempo.

No nos quedemos en el partido que pasó.

Prepararnos para lo que sigue es la clave.

Reinventarnos convirtiéndonos en Titulares del Segundo Tiempo y posicionarnos como “el profesional que conquistó dos mundos completamente diferentes”.


.(1) conceptos tomados del prólogo de Belén Potassa en “Titulares del Segundo Tiempo”

.(2) Zlatan Ibrahimovic - les proponemos escuchar esta conferencia: https://youtu.be/X3_cl-lPYwk



120 views0 comments

Recent Posts

See All